"Está en juego la confianza o la desconfianza que les tenemos a los jóvenes"

Ser joven no es delito

Primer plano de Matías Rogríguez
Fecha: 20/04/2012
Autor: MIDES

Al respecto de la baja de imputabilidad penal juvenil y el hecho social que ello plantea, dialogamos con Matías Rodríguez, director Nacional de Juventud. El martes 17 de abril se enviaron al Poder Legislativo 376.609 firmas de ciudadanas y ciudadanos que están de acuerdo en bajar la edad de imputabilidad juvenil de 18 a 16 años. La iniciativa fue presentada por la oposición en 2010, y el proyecto busca rebajar la edad de imputabilidad penal, crear un instituto de rehabilitación adolescente y mantener los antecedentes una vez superados los 18 años.

Hay en Uruguay 260 mil adolescentes entre 13 y 18 años. Menos de mil están implicados con la ley penal y 350 de ellos han cometido delitos graves y ahora están privados de libertad. Las cifras indican que del total de los delitos cometidos en el país, 5.9% fue realizado por menores de edad: 2% contra la persona y 98% restante son delitos contra la propiedad.

¿Cuál es tu reflexión personal ante esta respuesta social?

Creo que es legítimo que la gente se organice para pelear por lo que quiere o por lo que entiende. Pero creo que nos equivocamos como país, como sociedad, si seguimos esa iniciativa; vamos a estar reproduciendo aún más aquello que queremos combatir.

¿Por qué?

Porque esta propuesta es mentirosa. Le oculta a la gente un conjunto de acciones, de avances, de acuerdos que ya se han hecho entre los distintos partidos políticos. Esta convocatoria de las firmas busca crear una institucionalidad especializada para atender esta población, desvinculada del INAU, bajar la edad de imputabilidad y mantener los antecedentes. Estas tres cosas ya sucedieron. Porque se creó el SIRPA [Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente], ya están incorporados los antecedentes de los menores cuando pasan a ser mayores, y porque los jóvenes ya son imputables.

Hoy está comprobado que las cárceles, lamentablemente, cumplen un rol como universidades o escuelas del delito. Ojalá lleguemos a tener más centros de privación de libertad que cumplan un rol educativo, y el SIRPA busca eso. Creo que aumentar el tiempo de encierro y el contacto entre personas que están privadas de libertad no hace otra cosa que reproducir rápidamente y en mayor medida las probabilidades futuras de repetir aquella conducta que queremos que se radique.

También está comprobado que las medidas alternativas de privación de libertad, es decir, medidas que tienen que ver con el desarrollo de actividades comunitarias, también son medidas que favorecen el cambio de comportamiento futuro, la recuperación.

¿Socialmente hay algo más allá del miedo y la inseguridad?

Sí. En el fondo está en juego la confianza o la desconfianza que les tenemos a los jóvenes, así como la legitimidad que vemos en ellos. A una sociedad que le cuesta tanto el recambio generacional en todos los órdenes, resulta bastante “natural” [las comillas son suyas] o explicable que tenga una reacción tan virulenta hacia la juventud. A veces decidimos depositar en los jóvenes un conjunto de culpas o de males que tenemos como sociedad y ellos son el chivo expiatorio. Hay un tema de confianza y de desconfianza, latente, explícito, y hay un medio real y un miedo construido.

¿Que opinión te merece la grupalidad de jóvenes que se movilizan socialmente?

Me gustaría vivir en una sociedad donde los jóvenes pudieran patear la mesa mucho más y donde pudieran reclamar, ejercer más presión, tener más visibilidad positiva. Eso no quita que haya jóvenes que hagan cosas, pero es cierto que me gustaría ver más movilización. También es cierto que a veces somos un poco hipócritas en el discurso de los jóvenes y de la participación y ¿cuánto de eso se traduce efectivamente en la participación real y no simbólica? Es de las cosas que queremos construir desde INJU: incidencia, ciudadanía real, desde el poder tomar decisiones y desde la visibilidad.

¿Qué hace falta entonces?

Falta mucha voluntad de la gente, voluntad de las instituciones, de las organizaciones, abrirse al cambio. Nos falta ser menos conservadores, ser más abiertos. Nos falta confianza. Esto no es un problema de recursos es un problema de decisión, de voluntad política, arriesgarse, innovar, tener ganas de hacer, de creer. Pasa por ahí.

Seguramente si hubiera más gente joven tomando la palabra pública, tomando decisiones, conduciendo las organizaciones, las instituciones, seguramente las cosas irían mejor, solo que no nos damos la oportunidad para que esas cosas sucedan. Es un tema de cabeza, de cómo nos paramos frente al tema y de cómo nos cuesta cambiar.

Como gobierno de izquierda, nuestras políticas están acompañadas, o pretenden estarlo, de un cambio cultural que es de conciencia, que tiene que ver con cómo nos vemos como sociedad, como ciudadanos; no podemos caminar hacia una sociedad más integrada si no tenemos la posibilidad de mirarnos a los ojos y de reconocernos como parte de una sociedad. Y creo que desde el gobierno también nos toca esa tarea que es la de educar. La de transmitir un mensaje que tiene que ver con esto.

Agregar comentario
 
Escriba el texto de la imagen
Comentarios
ximena scotti
26/04/201215:04:22
en este pais no existe la justicia !! son todos injustos porque los que mas roban y matan a las personas estan sueltos , pero ahi personas que estan presas por cometer errores y estan presas y las personas que enverdad tendrian que estar presas estan libres!!!! yo tengo 19 años y soy re sana y estoy buscando trabajo hace 1 año y no me llaman de ningun lado!!! eso tambn es injusto porque ay personas que nesesitan trabajar y hacen todo por trabajar y no los llaman de ningun lado. y otras personas que no hacen nada por trabajar estan trabajando
jime
26/04/201214:58:33
es cierto los padres no nos tienen confianza ami desde que tengo nocion mis padres me tratan re mal y me dicen de todo pero no se dan cuanta de que no soy lo que me dicen yo por suerte no robo ni me drogo! soy re sana.
Matias Pardo
25/04/201216:35:16
mientras esperamos la solución. Que nos sigan robando y matando no? Yo tengo 19 años y trabajo desde los 15 mis compañeros que antes eran de la escuela hoy en día roban. Con que política les haces entender que las drogas los matan que la plata se disfruta mas si te la ganas. En mi trabajo se le dieron muchas oportunidades a adolescentes en situación de calle y adultos. Se les pagaba comían ahí y se llevaban comida. Y el 100% de ellos hoy en día están sin trabajo por robar a la persona que les dio la oportunidad de poder progresar. Ahora Si les das trabajo y comida. falta que los dejes entrar a tú casa y le des de comer en la boca... Que les sude la frente como a todos. Todos tenemos problemas ellos no tienen la preferencia y nosotros teneos la obligación de tratar de ayudarlos. si no se quieren ayudar ya no podemos hacer nada...
RICARDITO
24/04/201215:47:09
Hay mucha mala intención,en, los mensajes que se tiran a la palestra pública sobre los jóvenes. Es más fácil condenar a un ciento, que tratar de recuperar al porcentaje infractor. Lamentablemente éste tema, es un muy buen caballito de batalla para las minorías políticas.
Nicolas Alayon
24/04/201215:38:20
¨ser joven no es delito¨ se titula la nota, eso no es jugar sucio? digo nadie esta dicendo que ser joven sea delito, lo que se dice es que si matas, violas o le encajas un fierro a alguien para robarle tenes que ser rehabilitado y no andar libre por ahi. OTRA COSA, ES TOTALMENTE MENTIRA QUE SE APROBARON ESTAS TRES PROPUESTAS, LO QUE SE HIZO ES ALGO PARESIDO PERO NO LO QUE PORPONEMOS, POR EJEMPLO SE APROBO QUE NO SE BORREN LOS ANTECEDENTES AL CUMPLIR 18 PERO SE BORRAN A LOS 20, ESO NO ES LO QUE PROPONEMOS. Y POR ÚLTIMO SE OMITE UNA PARTE IMPORTANTE EN ESTO QUE ES LA 4TA PROPUESTA ¨INCREMENTAR LAS PENAS PARA LOS MAYORES QUE UTILICEN MENORES PARA COMETER UN DELITO¨ POR FAVOR LEAN BIEN ANTES DE OPINAR Y NO JUEGUE SUCIO, LA GENTE NO ES TONTA.
Ana Maria
23/04/201216:29:20
por favor, si te apuntan a quemaropa con un arma y te pegan un tiro meparece qque lo unico que te queda de menor es la edad, una persona que asesina o lo intenta la verdad pierde su inocencia si es el caso, asi que si bien bajar la edad de imputabilidad para mi tampoco es una buena opcion, no diga bobadas, nadie dice que ser joven es delito, decimos que hay jovenes delincuentes ...