Debates de jóvenes para jóvenes

Parte de vos

jóvenes en ronda en la Casa INJU
Fecha: 17/05/2012
Autor: MIDES

El Programa Impulsa del Instituto Nacional de la Juventud del Ministerio de Desarrollo Social, gestionado en convenio con Organizaciones de la Sociedad Civil e Intendencias Departamentales, se comenzó a implementar este año. Desde mediados de abril y hasta principios de junio se desarrollan los Foros del programa: Paysandú, Tacuarembó, Rivera y Flores ya tuvieron su primera experiencia.

Canelones, Colonia, Soriano, Rocha, Río Negro, Maldonado y Florida serán los próximos.

Los Foros son una de las instancias de participación y discusión que los jóvenes tienen en el país. Significan el principio de un proceso para crear una instancia de diálogo y gestar las Mesas Departamentales de Jóvenes. A su vez, crear espacios de participación para discutir y articular acciones que puedan incidir en las políticas locales, regionales, nacionales.

Por esto es que MIDES-INJU impulsó desde el Plan Nacional de Juventudes 2011-2015 una línea estratégica para garantizar los derechos de los jóvenes: la participación. Pero sobre todo, para que no se quede intramuros montevideanos y se genere en cada rincón del país un lugar para que las personas jóvenes se reúnan, discutan, propongan y accionen.

Respecto a la participación, Matías Rodríguez, director Nacional de Juventud, dijo: “los jóvenes tienen que ganar terreno en la incidencia en los temas del país, en la toma de decisiones, en la construcción de agenda, en la visibilidad. Desde INJU queremos afinar la puntería y pensar en cómo promovemos, mejoramos o fortalecemos su incidencia, y la capacidad que tienen para llevar adelante sus proyectos. Creemos que para esto una de las cosas fundamentales es recuperar la confianza.” Por esto el INJU lleva adelante los Fondos de Iniciativas Juveniles, que tendrán su próxima convocatoria a principios de junio.

Construir confianza y legitimidad. Dos acciones que INJU trabaja desde adentro hacia afuera, desde los mecanismos y los instrumentos para llevar a cabo la transformación hasta las acciones mismas. Pero, para esto se necesitan recursos. “Si no hay una inversión en la participación, esta tampoco puede ser posible. Si los jóvenes no tienen la posibilidad de tomar decisiones tampoco es posible pensar procesos de participación reales, concretos, palpables, legítimos y creíbles; eso es lo que fundamenta nuestras estrategias de participación”, afirmó Rodríguez.

Participación es reconocer la pluralidad, explica el director. “Para promoverla partimos de la base de reconocer que existen muchas formas de participar y que todas son válidas, necesarias. Por lo tanto, las estrategias que nosotros desarrollamos tienen que atender a las sensibilidades distintas, las prácticas, las modalidades y las identidades propias de cada uno de los jóvenes y de los grupos de jóvenes del país”.

“Yo no creo que esté en crisis la participación. En todo caso lo que está en crisis son determinadas prácticas o modalidades. La incidencia y la participación tienen una dimensión política muy fuerte y cuando hablamos de dimensión política con mayúsculas es en el sentido de poder provocar cambios, decisiones, temáticas; creo que ahí sí hay un desafío de recuperar algunas prácticas de participación que tal vez han estado erosionadas”, subrayó.

“Nosotros confiamos muchísimo en los jóvenes, entonces desde ahí es que convocamos a la participación, y también hacemos un trabajo para que la sociedad pueda confiar cada día más en ellos.” Apostando al cambio y a que la juventud sea parte activa de la transformación.